Ir al colegio o a la guardería por primera vez es un proceso complicado por el que pasan todas las familias tarde o temprano. Este cambio afecta a todos los miembros, ya que no son los niños los únicos que tienen que acostumbrarse a la nueva situación, sino que también los padres tienen que lidiar con ella.

Para ayudar a los niños en el proceso de adaptación es conveniente tener en cuenta algunos factores que influyen en éste y que pueden determinar la duración del mismo.

En primer lugar hay que destacar que la forma de adaptarse al centro escolar está muy relacionada con la edad y las experiencias de crianza de cada niño, así como con su personalidad. La duración del periodo de adaptación también es variable, y habitualmente se sitúa entre una semana y un mes.

Los bebés menores de 8 meses suelen tener periodos de adaptación fáciles, de pocos días de duración.

A partir de los 8 meses los bebés comienzan a sentirse inseguros ante personas o situaciones nuevas y pasan por un proceso llamado “angustia por separación”, cuando se alejan de sus cuidadores habituales. Es en este momento cuando el proceso de adaptación al centro escolar se hace más complicado pues los niños experimentan ansiedad ante el hecho de no saber si sus familiares van a regresar.

Esta situación se extiende hasta los 3 años, pues aunque los niños pueden comprender que sus familiares regresarán, no saben cuándo, pues su noción del tiempo se basa en las rutinas que en ese momento están siendo cambiadas.

Hay que tener en cuenta que todos los niños que van a un centro escolar por primera vez pasarán por el periodo de adaptación, solo que las formas de hacerlo pueden ser muy diferentes. Durante mis años de experiencia como docente he podido observar gran variedad de conductas diferentes, aunque la más habitual es el llanto en el momento de la separación. También hay niños que se muestran enfadados y pueden llegar a pegar a profesoras y compañeros, otros que se aíslan en un rincón de la clase y no interactúan, están los en el aula se muestran sociables y alegres y en casa lloran o están enfadados, los que controlaban esfínteres y dejan de hacerlo…

Cualquiera de estas conductas es perfectamente normal y no determina el comportamiento posterior del niño en el colegio, sólo es su forma de afrontar la nueva situación.

Otro de los factores que influyen en la adaptación, y quizá el más importante, es la actitud de la familia a la hora de dejarlo en el centro escolar. Al igual que pasa con los niños, no todos los adultos viven igual este proceso y para algunos puede resultar tremendamente angustioso y difícil. Para muchos es la primera vez que se separan de sus hijos, y que los dejan a cargo de una persona desconocida, por lo que es muy fácil que afloren los miedos e inseguridades. ¿Qué ocurre?, que los niños son extremadamente perceptivos ante las expresiones emocionales de sus familiares y si advierten estos sentimientos en sus padres, su propia inseguridad aumentará, dificultando el proceso de adaptación.

Por lo tanto una de las armas más poderosas que las familias tienen a su alcance es la confianza. 

Confianza en que la decisión que han tomado respecto al centro educativo elegido, o el momento de llevarle al mismo, es la mejor que podían tomar. Confianza en que la persona que estará a cargo de su hijo es una profesional cualificada y desea lo mejor para él. Confianza en que el esfuerzo que supone sonreír cuando lo dejas en la puerta de la clase llorando es lo mejor que puedes hacer.

Por último, en la adaptación también influye el propio centro escolar. En la mayoría de ellos se establecen periodos concretos para que los niños se vayan adaptando poco a poco. Desde el punto de vista de las familias esta adaptación progresiva suele ser difícil de compaginar con la vida laboral, y dependerá de cada centro el proponer opciones para facilitar este momento.

Así mismo, los colegios o guarderías dan recomendaciones para facilitar el periodo de adaptación y suelen ser las familias que los siguen las que tienen menos dificultades durante los primeros días. Por muy bien que conozcamos a nuestros hijos, estos se encuentran ante una situación nueva y no sabemos como van a reaccionar, sin embargo los profesionales que están a su cargo han vivido esta experiencia antes y saben que es lo mejor para ellos.

Aquí podéis encontrar algunas de las recomendaciones habituales y más efectivas para el periodo de adaptación.

  • Habla siempre del colegio en positivo y con ilusión. No es necesario hablar del tema todo el día, a veces demasiada información da lugar a expectativas que no siempre concuerdan con la realidad.
  • Las despedidas deben ser cortas. Alargar una despedida no suele ser una buena opción, ya que aunque parezca que el niño se ha tranquilizado, al intentar de nuevo la separación la angustia vuelve por lo que el proceso se alarga innecesariamente.
  • Di siempre la verdad. Si le dices “voy a por el pan” y vuelves después de la siesta el niño pasará todo el día intranquilo pensando que ya tendrías que haber vuelto.
  • Si puede caminar es mejor que llegue a la puerta de la clase por su propio pie. Si le llevas cogido en brazos, será más difícil dejarle en el suelo o en brazos de la profesora, pues se agarrará a ti con brazos y piernas.
  • Dale confianza y tranquilidad. Despídete con una sonrisa, aunque cuando llegues a la calle tengas que echar unas lagrimillas.
  • No le amenaces con el colegio. “Si no te comes todo se lo digo a tu profe”, este tipo de frases te quitan autoridad y hacen que la figura de la profesora se cargue de matices negativos.
  • Se constante. Durante los primeros días es esencial que el niño asista al colegio de forma habitual, para que se adapte a las rutinas. Sólo si el está enfermo debe quedarse en casa.

Para terminar, sólo deciros que, aunque este proceso genera mucha preocupación, es algo pasajero y en muy poco tiempo toda la familia estaréis acostumbrados a esta nueva etapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s